Descifrar el origen de la fibromialgia es fundamental para su diagnóstico

La Virgen de los Dolores

El diagnóstico de la fibromialgia (FM) ha ido aumentando en distintos sistemas de salud y, de forma paralela, el gasto generado por su asistencia y tratamiento, así como por el capítulo de indemnizaciones y pensiones de incapacidad.

Santiago Rego. Santander 09/07/2007

Pero este aumento de la demanda asistencial y de las reivindicaciones no se ha acompañado de un auténtico progreso en el conocimiento etiológico y en la operatividad del tratamiento, generando preocupación por el control socio-sanitario y “percibiéndose en algunos casos síntomas de frustración y ocasionales polémicas poco constructivas”, según el reumatólogo Benigno Casanueva, del Servicio Cántabro de Salud (SCS), que ha publicado Tratado de fibromialgia, editado por Cantabria Imagen.

Elevada incidencia En la obra considera a esta patología como la principal causa de dolor crónico generalizado, afectando aproximadamente a un 2 por ciento de la población, con una frecuencia del 3,5 por ciento en mujeres y del 0,5 por ciento en hombres. “A pesar de su elevada frecuencia y del alto número de pacientes atendidos en las consultas de medicina interna, donde representan entre un 2 y un 6 por ciento, o del porcentaje aún más elevado (entre el 12 y el 20 por ciento) observado en las consultas de reumatología, ha venido ocupando poco espacio en los textos de estas especialidades”.

El experto ha destacado que un estudio realizado en Jaén para conocer la prevalencia y el diagnóstico de los procesos reumáticos atendidos en consultas externas procedentes de atención primaria, sobre 125 pacientes que eran remitidos durante tres meses, ninguno tenía diagnóstico de FM. Ha precisado que incluso el 75 por ciento de los reumatólogos carecen de una formación exhaustiva sobre este cuadro.

Probablemente, este desconocimiento condiciona un retraso importante en el diagnóstico, si bien considera que el médico de cabecera, una vez bien entrenado en esta patología, está suficientemente preparado para abordarla en la consulta de primaria.

Pablo Corral, médico de familia del SCS y presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, comparte la misma opinión y reconoce que la gran prevalencia de este síndrome y la frecuentación y utilización de recursos sanitarios por estos enfermos dificultan su control y seguimiento tanto en el área especializada como en el ámbito del médico de familia. “Hay un desconocimiento científico que precisa ser superado por la medicina científica, dado que cada vez son más los pacientes con esta clínica que llega a las consultas de primaria”.

Según Casanueva, un 35 por ciento de los casos de fibromialgia y síndrome de fatiga crónica y un 31 por ciento de los casos de dolor crónico presentan la impresión diagnóstica de probable fingimiento. Esto hace que numerosos autores se cuestionen si la enfermedad existe realmente, y considerarían que el reumatólogo, como especialista, debería actuar únicamente confirmando el diagnóstico en casos seleccionados, incluyendo al paciente en grupos de estudio y evaluando la presencia o no de otros procesos músculo-esqueléticos concomitantes, procediéndose posteriormente a un seguimiento por el médico de familia de esta patología.

Hechos reales Pero en este punto, tanto Casanueva como Corral han coincidido en que al médico de asistencia primaria se le plantea como posible solución al problema la remisión a otros especialistas para el estudio de las múltiples manifestaciones clínicas que presentan, lo que multiplica el número de visitas especializadas.

Aunque fuera cierto que la etiqueta de fibromialgia constituyera un nuevo término, el hecho real es que más de un 2-3 por ciento de la población adulta está aquejada de fibromialgia. “Se acepta que los factores sociales y psicológicos son importantes, pero no hay evidencia de que si los factores psicológicos y sociales fueran eliminados la fibromialgia dejaría de existir”., ha concluido.

La fibromialgia afecta a un 2 por ciento de la población y cada vez se detectan más casos en las consultas de reumatología. Sin embargo, las causas que producen la enfermedad no están claras ni definidas, lo que dificulta su diagnóstico y, por tanto, su manejo y tratamiento. Los factores psicológicos y sociales parecen decisivos.

Comentario de esquizo.com

En efecto. Los factores psicológicos y sociales son según nuestra opinión decisivos, pero… las personas afectadas de fibromialgia todavia no aceptan en general estos extremos y buscan unicamente una solución “médica” que acaba fracasando estrepitosamente. Por otro lado, no hay estudios que valoren los factores sociales que son en mi opinión los que marcan a la persona con fibromialgia.

Nuestra experiencia indica que “problemas insolubles” de carácter social, familiar o laboral son la causa de la fibromialgia, a través de la conexión cortico-subcortico-visceral. Ejemplos: desengaño político en persona con grandes aspiraciones, madre de hijo con problemeas mentales, hija de padres con demencia o invalidos, esposa de marido incapaz de afrontar los problemas de la vida cotidiana,..

La Virgen de los Dolores tenia fibromialgia por el sufrimiento de ver a su Hijo en la Cruz, Lola Flores cantaba aquello de “Hay que dolor i que pena” en Pena, penita, pena.

Es evidente, en el lenguaje popular que LA PENA (depresión) DA DOLOR.

Pienso que es este el camino a investigar i seguir

Dr. Jordi Julià

Comentarios

Publicado en Fibromialgia, Salud mental

Publicidad