Falta de adherencia

El apoyo familiar y la terapia adecuada pueden mejorar sustancialmente el bienestar de los pacientes con enfermedades mentales graves.

La falta de adherencia a la medicación es la principal causa de recaída en pacientes con esquizofrenia, y la adherencia incompleta o parcial constituye una importante barrera para el tratamiento eficaz de la mayor parte de los pacientes con enfermedad bipolar, según una encuesta internacional realizada por Keeping Care Complete.

Los psiquiatras y cuidadores están de acuerdo en que el abandono de la medicación en pacientes con enfermedades mentales graves, como la esquizofrenia, la enfermedad esquizoafectiva y el trastorno bipolar, supone un obstáculo para el éxito del tratamiento, y a menudo lleva a la recaída lo que, por otra parte, “puede tener consecuencias devastadoras para los pacientes y sus cuidadores”. Además, puede provocar el deterioro de la salud mental y física y la situación financiera de la familia que les atiende.

“Este estudio ha demostrado que los psiquiatras siguen considerando que la adherencia a la medicación es un enorme reto”, comenta el presidente del Departamento de Psiquiatría y Psicoterapia de la Universidad de Hamburgo (Alemania), Dieter Naber.

La encuesta, realizada a 697 psiquiatras de Australia, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Portugal, España, Reino Unido y Estados Unidos, muestra que la recaída es la principal preocupación para los médicos, “ya que los pacientes pueden sufrir múltiples recaídas en el transcurso de sus vidas”. Los resultados del estudio se basan además en los datos de otra evaluación realizada a 1.082 cuidadores en 2006.

Al menos el 37% de los cuidadores afirmó que su familiar experimentó 5 recaídas o más desde que le fue diagnosticada la enfermedad, y el 52% de los psiquiatras afirmó que tuvo un paciente con intento de suicidio como resultado de las recaídas.

No obstante, a juicio del Dr. Naber, “todos los pacientes son diferentes, y este es el motivo por el que los psiquiatras deben conocer a sus enfermos, sus conocimientos sobre el tratamiento y sus condiciones sociales, para ayudar a los pacientes a descubrir y permanecer en el plan de tratamiento que les va bien”.

La encuesta demuestra que los pacientes se benefician de más de un solo medicamento, además del apoyo familiar, la terapia hablada, la dieta, el ejercicio y programaciones estables que ayudan a los pacientes a mantenerse en buen estado. Asimismo, se observa que el apoyo familiar y el tratamiento adecuado son claves para el bienestar de los pacientes con enfermedades mentales graves.
De la misma forma, los resultados de ambas encuestas han demostrado que llevar a cabo las tareas diarias sin ayuda, permanecer fuera del hospital, mantener un trabajo permanente, vivir por sí solos y disfrutar de relaciones sociales son algunos de los resultados más positivos que pueden experimentar los pacientes como resultado del éxito en su tratamiento.

“Hay más de 50 millones de personas que presentan enfermedades mentales graves en todo el mundo”, afirma el secretario general y consejero delegado de la World Federation for Mental Health (WFMH), Preston Garrison. “Una consecuencia indirecta de la enfermedad mental grave es que puede tener un impacto negativo en la salud física y emocional de los cuidadores. Este es el motivo por el que es tan importante que los miembros de la familia consigan el apoyo necesario para conseguir una mejor atención para sus seres queridos”, advierte.

Comentarios

Etiquetado con:
Publicado en Esquizofrenia

Publicidad