¿El esquizofrénico, puede ser un asesino?

el-rapto-de-las-sabinas-1799

Hacemos referencia al siguiente articulo en el que se demuestra que las posibilidades de ser asesinado por un extraño que sufra esquizofrénia es de una entre 14 millones. En nuestro empeño en eliminar el estigma que conlleva esta enfermedad, se demuestra es este estudio que el miedo social que generan estos enfermos está totalmente injustificado. Deberian tenerlo en cuenta los periodicos y otros media que con inusitada frecuencia marcan esta enfermedad como de extrema violencia.

El miedo social que generan los enfermos psicóticos está totalmente injustificado, según los resultados de estudio.

FUENTE: SCHIZOPHRENIA BULLETIN. 2009 OCT  [14/10/2009]

La probabilidad de ser asesinado por un extraño que sufre esquizofrenia es de una entre 14 millones, según un estudio publicado en la revista médica “Schizophrenia Bulletin” que pone de relieve que el miedo social que generan los enfermos mentales está totalmente injustificado.

La esquizofrenia es un diagnóstico psiquiátrico que se refiere a un grupo de trastornos mentales crónicos y graves, en personas con alteraciones en la percepción o la expresión de la realidad. Es una enfermedad compleja y los expertos en el campo de la psiquiatría no están exactamente seguros de cuál es su causa, aunque los factores genéticos parecen jugar un papel decisivo.

Algunos médicos consideran que es posible que el cerebro sea incapaz de procesar la información de la manera correcta, ya que el problema se caracteriza por una mutación sostenida de varios aspectos del funcionamiento psíquico del individuo, principalmente de la conciencia de realidad, lo que deriva en disfunción social.

Según señala la citada investigación, los homicidios cometidos por personas con problemas mentales que no conocen a sus víctimas son “excepcionalmente poco frecuentes e impredecibles”.

Un equipo de psiquiatras de la Universidad de New South Wales, en Sydney (Australia), comparó las características de 42 pacientes con esquizofrenia que habían asesinado a desconocidos con las de un grupo que habían asesinado a miembros de sus familias.

La conclusión fue que los que atacaron a desconocidos tenían más probabilidades de ser personas sin hogar que vivían en las calles, con un historial de comportamiento anti-social, y que las víctimas eran por lo general hombres, cuyos asesinatos raramente se cometían en sus hogares o en sus lugares de trabajo. Se comprobó también que la mitad de los agresores en ambos grupos nunca había recibido un tratamiento específico contra la enfermedad.

El doctor Olav Nielssen, de la Universidad australiana, comentó que estos datos indican que “es imposible predecir quién puede cometer este tipo de agresiones y cuándo se pueden producir”.

“Sin embargo, la mayor parte de los pacientes del estudio no estaban recibiendo tratamiento”, dijo Nielssen, quien señaló que “un tratamiento temprano para quienes presentan los primeros síntomas y un buen nivel de cuidado para quienes están en fases más avanzadas podría prevenir alguno de estos eventos trágicos”.

El doctor Matthew Large explicó, por su parte, que “lo que este estudio demuestra, más que ninguna otra cosa, es que el miedo social hacia los mentalmente enfermos está completamente fuera de lugar”.

“Estos episodios son tan poco frecuentes que son casi imposibles de estudiar, pero aún así los mentalmente enfermos están marcados por el estigma de que son gravemente violentos”, dijo Large.

Publicado el: 14 de octubre de 2009

Comentarios

Publicado en Esquizofrenia, Top5

Publicidad