Agresividad y esquizofrénia.

Considerar que los enfermos con esquizofrenia son mas agresivos que el resto de la población es uno de los estígmas que caen sobre esta enfermedad, fomentado a menudo por los medios de comunicación. este artículo procedente de La Nueva España, basado en el estudio practicado en la Universidad de Oviedo, intenta demostrar , una vez mas, que esto no es así y que la agresividad es practicamente inexistente en aquellos que siguen un tratamiento correcto.

Sólo un 5% de los pacientes con esquizofrenia muestra agresividad.

Un estudio de la Universidad de Oviedo constata que el cumplimiento del tratamiento disminuye estos episodios

Un cinco por ciento de los pacientes que sufren esquizofrenia registra episodios agresivos, la mayoría de tipo verbal, según un estudio de la Universidad de Oviedo, firmado por el psiquiatra Julio Bobes, y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental, en el que ha participado Psyncro, una entidad asociada al Parc Cientific de Barcelona.

La investigación desvela por primera vez la prevalencia de las conductas agresivas en pacientes que siguen programas de control ambulatorio en España. En total, se ha tomado como muestra 895 pacientes ambulatorios de 14 comunidades autónomas diagnosticados con esquizofrenia que estuvieran dentro del sistema sanitario español y que siguieran el tratamiento farmacológico adecuado a su enfermedad.

Los resultados revelan que un 5 por ciento de los pacientes en seguimiento tuvieron conductas agresivas de diferente grado dentro de la semana previa a la visita de control, aunque seguían tomando la medicación prescrita y se mostraban conformes con ella.

El 44 por ciento de los episodios fueron verbales, el 29 por ciento utilizaron violencia física hacia los objetos, el 19 por ciento denotaron violencia hacia otras personas y el 8 por ciento contra sí mismos.

El trabajo evidencia que los episodios de cualquier gravedad eran más probables entre pacientes con una historia de violencia, recaídas dentro del año previo y una satisfacción baja con su tratamiento.

Además, sugiere que el tratamiento actual para la esquizofrenia -generalmente con antipsicóticos de segunda generación- no elimina totalmente el riesgo de episodios agresivos, aunque medida que los tratamientos mejoren se espera que este 5 por ciento tienda a reducirse. A pesar de ello, el estudio constata que una minoría de los pacientes con diagnóstico de esquizofrenia tiene algún episodio de agresividad, de mínima intensidad en la mayoría de los casos. Este hecho contradice la falsa percepción que existe de que muchos pacientes con esquizofrenia son violentos. Cuando se comparan estos estudios con otros realizados por los mismos autores en población con esquizofrenia que no recibían tratamiento farmacológico se constata que el cumplimiento terapéutico disminuye significativamente la incidencia de agresividad en esta patología.

Comentarios

Etiquetado con:
Publicado en Esquizofrenia, Salud mental

Publicidad